viernes, junio 14, 2024
InicioEducaciónLAS 10 PROPUESTAS EDUCATIVAS DE LARRETA PARA LAS ELECCIONES 2023: 190 DÍAS...

LAS 10 PROPUESTAS EDUCATIVAS DE LARRETA PARA LAS ELECCIONES 2023: 190 DÍAS DE CLASES Y UN PROYECTO PARA EVITAR EL PARO DOCENTE

El precandidato a Presidente de Juntos por el Cambio presentará sus propuestas para una «revolución educativa». Apuntará a desalentar las medidas de fuerza y entre las iniciativas se destaca la de prácticas laborales para los estudiantes del último año de la secundaria.

Horacio Rodríguez Larreta continúa con su agenda de campaña de cara a las elecciones 2023 y con la idea de mostrar que tiene un plan de gobierno presenta una serie de propuestas si llega a ser Presidente. Esta semana se abocó al eje educativo y entre las iniciativas que impulsa se destaca la de declarar como «servicio esencial» a la educación y así intentar impedir los paros docentes. Además, como complemento, propondrá que se garanticen 190 días efectivos de clase en todo el país y jornada extendida para alumnos y alumnas que no cumplan determinados niveles de conocimientos.

En un acto en San Luis, acompañado por su precandidato a vicepresidente, Gerardo Morales, Larreta mostrará su plan de propuestas para lo que llamará «una revolución educativa en la Argentina». Allí estará también su ministra de Educación en la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, quien en las últimas horas cruzó a Patricia Bullrich por sus críticas a la gestión educativa porteña y por los cortes de calle. La más destacada de esas medidas y que provocará una respuesta de los gremios docentes es la que buscará declarar como servicio esencial la educación.

El jefe de gobierno porteño afirmó en el acto que esta modificación que impulsa será «sin afectar el derecho a parar, que es constitucional» aunque aclaró que en su eventual Gobierno pretenderá que «el derecho a la huelga no esté por encima del derecho de los chicos a aprender». La aclaración de Larreta no es menor ya que se trata del artículo 14 bis de la Constitución Nacional, en el que se habla del derecho de huelga. Además, los gremios adviertirán que intentar declarar la educación como servicio público viola los convenios de Organización Internacional del Trabajo. Larreta sumó: «Nuestros hijos son rehenes de la política. Hay paros, se pierden días de clase y todo eso profundiza la diferencia. Este sistema así como está no va más».

Al difundir las propuestas, desde el equipo larretista señalaron a este medio que «no se van a poder cerrar más las escuelas» y que «los chicos van a tener clases a pesar de todo, a pesar de los paros o de lo que sea». De esta manera, como ocurre en un hospital, ante un paro se pretende que haya un servicio minimo que garantice la actividad y se pueda asistir a la escuela. En Uspallata se anticipan a las críticas que se vendrán por parte de los sindicatos que representan a los docentes y se preguntan: «¿Quién podría oponerse a garantizar que un chico pueda ir a estudiar mientras otros deciden hacer un paro?».

El documento al que accedió El Destape resalta también como propuestas un nuevo método de lectura y comprensión de texto en las escuelas primarias como así también la de implementar el aprendizaje del inglés desde primer grado con un plan de transición a escuelas bilingües.

Otra de las propuestas está vinculada a una medida que se conoció esta semana y generó conflicto con los gremios docentes y tiene que ver con un bono que premie a docentes por asistencia perfecta. Con el objetivo de desalentar las medidas de fuerza, la Ciudad otorgará una suma adicional de hasta 60 mil pesos con el salario de julio para unos 35 mil docentes de escuelas de gestión estatal que no tuvieron faltas injustificadas durante los primeros seis meses del año. El plan de Larreta es que los docentes «tengan mejores herramientas y sean quienes lideren esta revolución» educativa que plantea. Ante esto, busca la «creación de un marco nacional que guíe a las provincias para que reconozcan con incentivos el presentismo e impulsen un plan de carrera docente basado en el mérito y en la formación».

En diálogo con El Destape, el secretario General Adjunto de UTE-CTERA Capital, Eduardo López, advirtió que «todos los días miles de chicos pierden clases, no por paro sino por desinvesión» y argumenta que hubo una reducción de la porción presupuestaria que se destina al área desde el primer gobierno de Mauricio Macri. El dirigente gremial sostuvo que «desde 2007 pasó del 28 por ciento al 17 por ciento actual» mientras que resalta que Naciones Unidas exige que se destine un 25 por ciento del presupuesto a educación. Además, marca que hay déficit de maestros de grado como de profesores de geografía y matemática. «Para Larreta la educación no es esencial ni es prioritaria, es un slogan», asegura.

Con la idea de tomar la gestión porteña de modelo, a nivel nacional Larreta buscará implementar las prácticas profesionales en el último año de la secundaria. La propuesta es que los estudiantes del último año de la secundaria tengan prácticas educativas en ambientes laborales. «La escuela tiene que conectar a los chicos con el mundo del trabajo», explicaron desde el larretismo. Otro punto tiene que ver con una evaluación independiente por fuera de las famosas pruebas Aprender y que contemple incentivos para las escuelas que demuestren mejoras de aprendizaje. «Lo que no se mide, no se mejora y hoy las escuelas están a ciegas», advierten.

Las últimas dos consisten en que haya Wi-fi en cada aula del país y impulsar la segunda reforma universitaria. Sobre este último punto, afirman que hoy en Argentina se egresan 6 de cada 100 estudiantes, mientras que en Brasil y Chile esa cifra escala a más del doble. «Vamos a hacer coincidir la oferta de carreras con las necesidades del desarrollo productivo de cada región, va a haber becas para carreras estratégicas y para estudiantes de sectores vulnerables, y vamos a impulsar carreras más cortas y títulos intermedios», resalta la propuesta. Asimismo, proponen destinar el 1% del PBI a investigación y desarrollo, equiparando la inversión pública con la privada.

Cruce de Acuña a Bullrich

En el marco de distintas publicaciones de Twitter en las que busca erosionar la gestión larretista, Bullrich había afirmado que «solamente Mendoza, San Luis y Santiago del Estero tuvieron más de 80 días de clases en lo que va del año, mientras que la provincia de Buenos Aires solo tuvo 62 y la Ciudad de Buenos Aires, 71». La primera en responderle fue Acuña, quien aseguró con algo de chicana: «Te informaron mal, Patricia. Este año en CABA ya tuvimos 85 días de clases. Nuestro calendario escolar es el más extendido del país, 192 días, y lo estamos cumpliendo. Los paros en Ciudad no suman ni el 20% de acatamiento y la mayoría de docentes no adhirió a medidas de fuerza». La ministra, que en mayo bajó su postulación a Jefa de Gobierno, ahora va de precandidata a diputada del Parlasur aunque su nombre fue impulsado por Larreta como potencial vicejefa de Jorge Macri o Martín Lousteau.

Acuña no fue la única. Quien también salió al cruce fue la senadora de JxC Guadalupe Tagliaferri. «Patricia, está bien proponer un debate y cuestionar lo que pensamos que debe mejorarse, pero antes de señalar, al menos, hagámoslo con los datos reales sobre la mesa. En lo que va del 2023, la CABA ya tuvo 85 días de clases y los paros tuvieron solamente un 20 % de acatamiento», afirmó en la misma red social. Mientras que Fernando Straface, funcionario de confianza y miembro de la mesa política de Larreta, lanzó: «Reformamos el Estatuto Docente, 54 nuevas escuelas, extendimos la jornada, inglés, programación, robótica y prácticas educativas. Somos el distrito con + días de clase. Con Larreta y Acuña esto sí pasó en la Ciudad. Y va a pasar en todo el país».

El Destape

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡No te lo pierdas!