viernes, junio 14, 2024
InicioPolicialesUNA POR UNA, LAS DUDAS DEL ABOGADO DE LA FAMILIA LA MODELO...

UNA POR UNA, LAS DUDAS DEL ABOGADO DE LA FAMILIA LA MODELO QUE CAYÓ DEL EDIFICIO DE RETIRO

El letrado Ignacio Trimarco planteó distintos interrogantes en torno a la muerte de la joven brasileña y criticó el proceso de la investigación por «no cumplir el protocolo» en los allanamientos y por la liberación del único sospechoso, el empresario Francisco Sáenz Valiente.

El abogado de la familia de Emmily Rodrigues, la modelo brasileña de 26 años que el 30 de marzo cayó de un departamento del sexto piso en un edificio de Retiro, aseguró este jueves que hay «varios interrogantes» en la investigación judicial,que tiene como principal imputado al empresario Francisco Sáenz Valiente, quien fue liberado en las últimas horas por «falta de mérito».

En primer lugar, sostuvo el letrado Ignacio Trimarco, «la defensa y el imputado asumieron que en el departamento había droga, que era muy poquita y para uso personal. Ahora me pregunto: si era poquita cantidad, ¿cómo alcanzó para que cinco personas tomen de las 2 a las 9 de la mañana tusi y cocaína? Evidentemente no había muy poquito”.

El segundo interrogante, continuó Trimarco, «es que si Emily era una experta consumidora y había tan poquito, ¿cómo puede ser que esto le haya generado un brote de semejante entidad?”. 

El tercero, que el letrado señaló como determinante, «es que el imputado y su defensor dijeron que la droga que estaba ahí era de él y que él estaba consumiendo desde las 12 de la noche. Pero cuando está el informe toxicológico del imputado la respuesta es que  no consumió ni alcohol ni tusi, solamente cocaína. Entonces acá tenemos la primera mentira acreditada científicamente en el relato del imputado«, aseguró. 

«Si efectivamente en el departamento del imputado había cocaína y tusi pero él no lo consumió, ¿entonces para qué lo tenía? Para suministrárselo a las personas que venían, que es justamente una de las partes de la imputación», planteó en diálogo con Radio 10, y añadió: «Vemos que el imputado puede mentir libremente para mejorar su situación procesal. El tema es que el juez le crea». 

Cuestionamientos al juez

Saénz Valiente recuperó su libertad este jueves, luego de que el juez Martín Del Viso le dictara «falta de mérito» tras pasar 20 días detenido en la Alcaldía 4 Bis Anexo de la Policía de la Ciudad, en el barrio de Barracas. Según Trimarco, fue una «decisión apresurada», porque el magistrado «debió haber esperado el resultado de toxicología y el resultado del allanamiento» que se hizo ayer en el departamento de Sáenz Valiente, en el sexto piso de Libertad 1542 desde el que cayó la modelo, y al que se hizo hoy en el departamento de la víctima.

Además, argumentó el letrado sobre las irregularidades de la investigación, «recién ayer hicieron el allanamiento con luminol en el departamento de Saenz Valiente. Esto debería haberse hecho el primer día«. En el procedimiento, «se encontraron cosas muy delicadas que pueden dar un giro en la causa muy importante. ¿Qué pasa si ahora la situación cambia? El Juez ya resolvió», se quejó el letrado en ese sentido.

Ante la pregunta del periodista Jorge Rial, quien le consultó si «influye el apellido» en el curso de la investigación, en referencia al status social del imputado, Trimarco respondió: «Creo que para el juez sí. Para la fiscalía especializada y para nosotros no. Pero evidentemente el juez tomó una decisión que no fue acertada». Y ejemplificó: «Los allanamientos de ayer y hoy fueron solicitados por la fiscalía tiempo antes y el juez recién los autorizó junto con la falta de mérito. ¿Por qué no los autorizó de forma previa a que se cumpla el plazo para resolver la situación procesal

Por otro lado, advirtió el abogado, «no se resguardaron las manos de la víctima para ver si había material genético de otra persona«. Además, «se habla que se le arrancó el jean tacleándola y el jean tiene el botón en perfecto estado de conservación», siguió. «Y todos los que están ahí dicen que consumió estupefacientes durante toda la noche pero en el allanamiento no hay un solo rastro de haber consumido estupefacientes. No se encontró droga ni un papel en la basura». 

Consultado sobre si este dato implicaría que hubo una limpieza de la escena del crimen, indicó: «Eso significa un entorpecimiento del proceso. Sin lugar a duda en cualquier parte del mundo eso le basta al juez para dictar prisión preventiva por uno de los riesgos procesales más nombrados, la preservación del lugar del hecho y no entorpecer el proceso». 

Otros interrogantes

Trimarco también se refirió a otras de las pistas que investiga la querella. «Se encontró un preservativo en la habitación donde estaba el top de Emiliy. Pero en teoría ella se había sacado el top en el living. Son cosas que no se entienden ¿Qué pasó con el top? ¿Se fue caminando del living a la habitación? En la habitación está el preservativo usado pero casualmente como no se encontró la droga tampoco se encontró material genético en el preservativo ¿No parecen muchos interrogantes?”, analizó el letrado.

Consultado sobre los antecedentes psiquiátricos de la modelo, Trimarco confirmó que no tenía pero mencionó que hay expertos que explican se puede tener una patología previa y ante el consumo de ciertos estupefacientes se despierten brotes de este tipo. Sin embargo, «si nos basamos en los testigos, vieron a una chica pidiendo ayuda, pidiendo que llamen a la Policía», señaló. 

Sobre la posición en que cayó el cuerpo, el abogado indicó que «por las lesiones descriptas ella cae de costado. Es un acto reflejo poner las manos en una caída, sea suicidio u homicidio. En este caso no existió eso. Es un interrogante«. 

«Otra duda que tenemos es sobre la lesión con patrón de arrastre a la altura del tórax de la víctima. Tenemos acceso a la fotos y es un muy claro cómo se ve una marca hacia los pies de la víctima. Puede ser que cuando cayó por la ventana se raspó sola o que alguien la tiró y ahí se produjo la lesión. El médico forense dice que no puede acreditar ni descartar cómo se produjo la lesión», precisó. 

Por último, denunció que no se respetaron los protocolos establecidos para este tipo de casos. «El protocolo marca que apenas llegue la Policía debe resguardar todos los dispositivos electrónicos. Uno de los elementos de defensa del imputado son las conversaciones que tuvo cerca de las 11 de la mañana con otra chica. La Policía llegó a las 9 de la mañana y hasta las 11 el imputado estaba con su teléfono hablando con distintas personas«, advirtió.

«No digo que hizo algo malo, sino que no se cumplió el protocolo», concluyó.

Página/12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡No te lo pierdas!