lunes, junio 17, 2024
InicioBuenos Aires ProvinciaLOS DOCENTES BONAERENSES COBRARON UN 10% MENOS EN MARZO POR LA ELIMINACIÓN...

LOS DOCENTES BONAERENSES COBRARON UN 10% MENOS EN MARZO POR LA ELIMINACIÓN DEL FONDO DE INCENTIVO

Según confirmaron a LA NACION, desde que la administración de Milei eliminó el fondo, la jurisdicción de Kicillof no puede afrontar el gasto

Luego de que el gobierno de Javier Milei eliminara el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) que recibían las provincias, la Provincia de Buenos Aires dejó de financiar ese monto y los docentes cobraron un 10% menos en marzo. Según confirmaron a LA NACION, la jurisdicción que comanda Axel Kicillof no puede afrontar el gasto en los meses próximos.

El gobernador se enfrenta a un principio de año complicado con respecto a las paritarias. Los sueldos estatales, además de los docentes, están siendo un punto de conflicto en medio del plan “motosierra” que lleva a cabo el líder libertario, y Buenos Aires es de las provincias más afectadas, siendo que es la que mayor número de docentes tiene dada la cantidad de habitantes y la extensión territorial.

“Cubrimos lo que se cobró en febrero, pero no teníamos cómo enfrentarlo de manera permanente”, deslizaron desde la gobernación bonaerense. Algunas provincias, como Río Negro, se hicieron cargo de los gastos para que los docentes no pierdan el poder adquisitivo. Así lo hizo Kicillof el mes pasado, pero el 6 de marzo los maestros de la Provincia cobraron un 10% menos. Esto aviva la tensión entre Nación y los distintos gobiernos provinciales, siendo que además de no recibir el Fonid, la administración libertaria aún no realizó una propuesta para establecer el piso de salarios.

Para con los haberes correspondientes al mes de enero, Provincia abonó la totalidad de las sumas que componen el salario docente, incluyendo los complementos nacionales, como el Fonid, Conectividad y Material Didáctico.

“Aún cuando el Gobierno Nacional no transfirió los fondos correspondientes a los salarios de enero 2024, la Provincia tomó la decisión de pagarlos adelantando con recursos propios para evitar que se vea resentido el poder adquisitivo del salario en un contexto económico sumamente adverso y de gran incertidumbre”, detalló la gobernación el mes pasado en un comunicado.

En aquél entonces, habían advertido: “De persistir esta situación, la Provincia no podrá hacerse cargo de estos componentes salariales que son exclusiva responsabilidad y obligación del gobierno nacional”.

El gobierno bonaerense todavía está a la espera de definiciones con respecto al Fonid y otras políticas educativas que eran solventadas por Nación, como la infraestructura escolar, la educación técnica, Conectar Igualdad y la Educación Sexual Integral (ESI). Es algo que deberá comandar a nivel nacional Carlos Torrendell, al mando de la Secretaría de Educación y se encuentra en la órbita de Capital Humano.

El sueldo inicial de bolsillo de un docente sin antigüedad por la jornada de cuatro horas es de $355.000. Tanto desde la Provincia como desde el sindicato Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) estimaron a LA NACION que los docentes cobraron este mes desde $30.000 a $40.000 menos.

LA NACION se comunicó con Educación y Economía, pero aún no obtuvo respuestas.

La puja entre Kicillof y Milei por los fondos

Sólo por el Fondo de Fortalecimiento para la provincia de Buenos Aires, eliminado la semana pasada por decreto, la provincia reclama 40.000 millones de pesos de febrero. Pero el reclamo incluye además enero de 2024, más diciembre y noviembre de 2023. La suma total rondaría los 120.000 millones de pesos.

Además, reclama otros 15.000 millones de pesos por el Fondo de Incentivo Docente. El mandatario ya le pidió a la Corte Suprema que suspenda aquél decreto que eliminó el Fondo de Fortalecimiento Fiscal. Ya esta semana el gobierno bonaerense suspendió la implementación de la jornada completa en 60 escuelas primarias por el “recorte de fondos nacionales”.

Durante su discurso de apertura de sesiones ordinarias del lunes, Kicillof apuntó contra la “venganza” de Milei -personificada a través del recorte de fondos coparticipables, entre ellos el Fonid, por el fracaso del tratamiento de la ley ómnibus, la desintegración de la obra pública, el encarecimiento de los medicamentos y prepagas, y “el uso de la motosierra sobre jubilados, trabajadores formales e informales”.

Distensión de Milei

Tras duros cruces con los gobiernos provinciales, que incluyeron disputas en educación, el Gobierno prorrogó un artículo de la Ley de Financiamiento Educativo (artículo 7 de la Ley 26.075), una asignación que el gobierno nacional enviaba a las provincias para financiar, principalmente, salarios, por lo que Milei realizó un gesto de distensión.

El mandatario justificó su decisión en base a “la situación económica y social del país que requiere que se garantice la disponibilidad de fondos”.

En este nuevo DNU 231/2024, el Ejecutivo afirmó que esta “asignación específica de recursos coparticipables busca aumentar el nivel de inversión del presupuesto de las Provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) en educación, destinando dichos recursos al pago de salarios y al mejoramiento de la calidad y la infraestructura educativa”.

Tal como publicó LA NACIONfuentes oficiales informaron que “están asegurados [los fondos] y se encuentran en el Tesoro, con el resto de las transferencias de las provincias” los montos pendientes de 2023, pero no aseguran que el auxilio financiero se mantenga durante 2024.

Esas mismas fuentes adelantando que si bien se eliminó el Fonid, se está preparando una propuesta “superadora”. El vocero presidencial, Manuel Adorni, sostuvo que el Fondo “no se va a transferir porque se considera que no hay obligación”.

Lucía Pereyra-La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡No te lo pierdas!