viernes, junio 14, 2024
InicioPolíticaOBJETIVO BALOTAJE: EL DUELO MASSA-MILEI Y LA ESTRATEGIA DE UNIÓN POR LA...

OBJETIVO BALOTAJE: EL DUELO MASSA-MILEI Y LA ESTRATEGIA DE UNIÓN POR LA PATRIA PARA ALCANZARLO

Mientras Massa se subía a su gira por dos de las provincias más difíciles, Córdoba y Santa Fe, el Frente Renovador hacía catarsis. El ministro apunta a viejos amigos de la política. Por qué eligió al libertario para polarizar

Quienes aborrecen al kirchnerismo están empezando a ver a Javier Milei más amable, más tranquilo y ahora con el plus de su enamoramiento de una mujer. El mismo se presta al juego y declaró su amor a Fátima Florez, «la 540», en redes sociales y por TV. En cambio quienes le temen empiezan a plantear que si el próximo Presidente no es Sergio Massa la Argentina ingresará en un abismo, sin gobernabilidad. Advierten sobre una posible fujimorización del país.

Salvo los que esperan que Patricia Bullrich repunte frente al crecimiento del libertario y lo enfrentan, el resto, incluido Massa, le hacen guiños al libertario pensando en la segunda vuelta. Desde Estados Unidos el ministro de Economía destacó su espíritu «colaborativo» frente a los planteos que los economistas de Juntos por el Cambio hicieron ante el Fondo Monetario Internacional.

«Son un desquicio» los criticó mientras también metía miedo a los empresarios y les avisaba que con la dolarización y las propuestas de Milei están en riesgo sus empresas.

¿No es ayudarlo a crecer?, preguntó El Cronista a Sergio Massa sobre la revelación que hizo en EE.UU. respecto a Milei. Respondió que su objetivo fue marcar lo que estaba haciendo una parte de la oposición en contra de las negociaciones con el FMI.

Córdoba, una batalla fuerte

La polarización es evidente. También en Córdoba, provincia en la que el candidato de Unión por la Patria estuvo este último viernes, el resultado de las PASO fue un cachetazo para las fuerzas mayoritarias. Excepto para Milei.

Sobre todo fue un revés para Juntos por el Cambio. Córdoba ya no es plaza macrista como lo fue en 2015 cuando el porcentaje a favor de Mauricio Macri fue tan importante como para sentarlo en la Casa Rosada. Detrás de La Libertad Avanza quedó el gobernador y candidato a Presidente Juan Schiaretti, tercera quedó Bullrich, cuarto Horacio Rodríguez Larreta y en quinto lugar, Sergio Massa.

Sin embargo, la novedad, contada desde las filas del schiarettismo, es que las encuestas que recibieron diez días después de las Primarias muestran un crecimiento de Milei, un mínimo repunte de Schiaretti, y una caída en la intención de votos Patricia Bullrich. Si se sostiene o profundiza esa tendencia, Bullrich no retendría los votos de Juntos por el Cambio.

La candidata lo sabe. En la reunión que tuvo con legisladores, dirigentes y gobernadores electos en el NH pidió especialmente cuidar los votos de la Mediterránea. ¿Habrá un trasvasamiento de votos de Bullrich hacia Milei? ¿Y un pasaje de votos de Rodríguez Larreta hacia los distintos candidatos? ¿Massa puede quedarse con una porción del desguace cordobés?

Los votos de Bullrich, en disputa

Como aves rapaces tanto Milei como Massa buscan con distintas estrategias los votos de Juntos por el Cambio. Hasta Mauricio Macri lo percibió pero tuvo que dar marcha atrás. Por ahora banca públicamente a su candidadta tras el coqueteo con el libertario.

«Más que una polarización parece un abrazo», denunció Bullrich la pelea Massa-Milei que para ella esconde un acuerdo. De todos modos, ella sabe que en ese escenario se licúa su imagen y se perjudica con el debate sobre la economía. Por eso la cumbre de economistas del viernes y la reunión que anticipa para este lunes con Carlos Melconian.

Sin embargo, todo eso es parte de los fuegos de artificios mediáticos. Massa sabe que más allá de lo que diga por TV o en sus discursos necesita que la militancia, los intendentes de Buenos Aires y los gobernadores salgan realmente a buscar votos casa por casa.

En el Frente Renovador ponen como ejemplo el municipio de San Fernando donde el intendente Juan Andreotti está 100% identificado con Massa. Se preguntan entonces por qué si los vecinos sufren los mismos problemas de inflación el jefe comunal arrasó con 53,4% de los votos, más del doble de la suma de los tres precandidatos de Juntos por el Cambio. 

Aunque hubo corte Sergio Massa ganó con casi 27 puntos, sin contar los 6,6% de votos que obtuvo Juan Grabois, lo que suma 33,4%. Juntos por el Cambio llegó a 29,5% aunque Bullrich quedó una décima debajo del 18%. Javier Milei quedó segundo en forma individual con 24,6% y tercero como fuerza política. «Ahora ya está, ya se midieron, ya armaron las listas, ahora tienen que militar la boleta completa y sumar votos», se oyó en tono de queja con los números sobre la mesa.

En ese contexto, paradójicamente, los que más fuerte salieron a plantear el reclamo de reacción no fueron los massistas sino Andrés ‘El Cuervo’ LarroqueGuillermo Moreno y hasta Luis D’Elía.

Larroque hace tiempo que marca la agenda con independencia de lo que haga o diga Máximo Kirchner o La Cámpora. «Hoy nos enfrentamos a una encrucijada histórica: o el peronismo gana las elecciones o nuestra Patria se enfrenta a un destino de disolución y de sufrimiento para las familias argentinas», señaló en una carta pública el ministro de Desarrollo con la Comunidad y exsecretario general de La Cámpora.

«No hay estrategia de marketing que pueda disimular la realidad efectiva, solo la voluntad colectiva de millones de argentinos organizados y movilizados nos puede salvar», escribió en un comunicado en el que pide el voto para Massa y para Axel Kicillof como gobernador. El sello es el del colectivo de agrupaciones a las que había convocado para que Cristina Kirchner sea nuevamente candidata.

Larroque apuntó que «nadie sobra». Podría incluso haber dicho que es más lo que le falta al oficialismo que esta última semana perdió una batalla importante en el Congreso cuando la oposición se unió para modificar la ley de alquileres. La oposición ‘huele sangre’ y suma voluntades. 

 

La propuesta de unidad nacional de Massa

Consciente de la debilidad actual y a pesar de mostrarse siempre como si ya estuviera en el balotaje, Massa pisó Córdoba con un mensaje claro hacia algunos opositores con los que se sentaría a dialogar. Incluso ofreció sillas en un eventual gabinete.

Hacemos por un país -Schiaretti- le devolvió las gentilezas y celebró el ingreso de Argentina a los BRICS. Pero no cerrará nada antes de las elecciones de octubre porque como siempre apuesta a sumar diputados nacionales para terciar en el Congreso. Después estará en una encrucijada.

En la presentación de las obras para el gasoducto del Norte Massa destacó a los trabajadores de la UOCRA en primer lugar y después agradeció a los gobernadores de Unión por la Patria y especialmente a los opositores: Gerardo Morales -a quien mencionó como radical, no como integrante de Juntos por el Cambio; su amigo salteño Gustavo Sáenz y fundamentalmente mandó un mensaje a su adversario Juan Schiaretti, gobernador y candidato en una fórmula compartida con Florencio Randazzo

Destacó al electo gobernador Martín Llaryora y recordó, obviamente con intención, su amistad con el fallecido José Manuel de la Sota. No fue inocente su invitación a Llaryora a quien intenta seducir desde el mismo domingo en que el peronista cordobés venció a Luis Juez.

El propio Massa asumió la tarea de hablar con los gobernadores y adversarios, aunque se les atribuyen gestiones reservadas a Juan Manuel Olmos y a Malena Galmarini. Lo que está confirmado es que la presidenta de Aysa convenció a Guillermo Moreno y también a Luis D’Elía

«La situación social que tenemos hoy no tiene nada que ver con la del 2001, en el 2001 teníamos 23% desocupados y ni un solo plan social. Hoy tenemos 6.5 de desocupación y 22 millones de planes de distinto tipo», dijo este viernes por radio el líder piquetero frente a los robos y saqueos. que estacó y se mostró confiado en «las políticas compensatorias» de Massa frente a la devaluación. Incluso retuiteó una nota con el título «D’Elía prometió salir a militar en cada casa y en cada barrio la candidatura de Sergio Massa». 

Como era esperable hubo algo de catarsis en la cumbre del Frente Renovador de Parque Norte donde bajaron línea Andreotti y Sebastián Galmarini. Pidieron interpelar al votante de Milei, buscar los 14 puntos que perdió Unión por la Patria en manos del libertario tratando de desarmar sus propuestas y entre otras cuestiones más técnicas discutieron sobre fiscalización y discursos segmentados. A Malena Galmarini en el cierre le toco el rol de motivadora.

La concurrente, para Macri

Otra paradoja de los últimos días: Jorge Macri, que no quería el sistema concurrente para la Ciudad, podría beneficiarse. Tras las advertencias de la jueza María Servini habrá doble urna y dos boletas de papel. El más perjudicado sería Ramiro Marra que no estará pegado a la papeleta de Milei.

El Cronista

          

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡No te lo pierdas!